CNF.0161.0200 CNF.0161.0200
search

Confitura de Uva Fresa

Solo Treviso
7,50 €

Peso neto: 220 g
Non disponibile

 No disponible en este momento

Italia

Veneto

Descripción

Pruebe nuestra mermelada de uva fresa, una variedad de uva especial con un aroma intenso, que recuerda al dulce aroma de las fresas silvestres con una nota ligeramente ácida. Esta deliciosa conserva es perfecta para una experiencia otoñal inolvidable. Déjese sorprender por su calidad y sabor únicos.

COD: CNF.0161.0200
EAN: 8054392520303
Valores nutricionales
Valores medios por 100 g
Energía
220 kcal - 980 kJ
Grasas
0,01 g
de los cuales saturados
0 g
Carbohidratos
47 g
de los cuales azúcares
44 g
Proteína
0,30 g
Fibras
0,70 g
Ingredientes

Uvas fresas, azúcar de caña, gelificante: pectina, zumo de limón.

Fruta utilizada: 102 g por 100 g de producto.

Azúcares totales:45 g por 100 g de producto.

Consejos y curiosidades del Tómolo

Según la leyenda, la uva fresa vio la luz en Francia durante el siglo XVIII gracias a la intervención de un monje benedictino llamado Dom Ruinart. Habría cruzado hábilmente dos variedades de uva, una clara y otra oscura, creando así una preciosa variedad de uva tinta con un aroma único. Tras realizar esta encantadora creación, el monje se llevaría las uvas a París, donde conquistarían los corazones de los nobles e intelectuales de la época.

A pesar de estas fascinantes leyendas, el origen más acreditado de la uva fresa se encuentra en Norteamérica, donde era cultivada con esmero por los indios nativos. Los nativos la llamaban "fox grape", literalmente "uva zorro", por su sabor silvestre y acre. Los europeos no la conocieron hasta el siglo XVI, gracias a sus aventuras en la exploración del nuevo continente, y empezaron a importarla a Europa. Aquí, con paciencia y habilidad, la uva fue seleccionada y evolucionó hasta convertirse en la fascinante variedad de uva fresa que hoy admiramos.

Te podría interesar

La historia de la confitura de uva fresa: un dulce viaje en el tiempo

La confitura de uva fresa tiene una historia fascinante que nos transporta en el tiempo. Originaria de la antigua Grecia, este manjar fue adoptado posteriormente por los romanos y luego se extendió por todo el mundo. Las fresas, con su sabor dulce y fragante, se han considerado un manjar desde la antigüedad. La gente se enamoraba de su vibrante color y su irresistible aroma. A lo largo de los siglos, la receta original ha evolucionado, pero la esencia de esta mermelada sigue siendo la misma: una combinación perfecta de uvas frescas y azúcar, cocidas lentamente para conseguir una textura suave y una fragancia intensa. Hoy en día, la confitura de Uva fresa sigue deleitando los paladares de muchas personas, manteniendo una tradición centenaria que nos permite disfrutar de un pedazo de historia en cada cucharada.

Beneficios y propiedades de la Uva Fresa

La Uva Fresa no sólo es una fruta deliciosa, sino que también ofrece numerosos beneficios para la salud. Veámoslos juntos:

  • Rica en vitaminas y antioxidantes, esta pequeña fruta es una auténtica fuente de bienestar.
  • Los antioxidantes de las Uvas de Fresa ayudan a combatir los radicales libres del organismo, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiacas y algunas formas de cáncer. Además, las fresas contienen una buena cantidad de vitamina C, que refuerza el sistema inmunitario y favorece la producción de colágeno para una piel sana.
  • La presencia de fibra en la fruta contribuye a mejorar la digestión y el equilibrio del azúcar en sangre.
  • Además, las uvas fresas son una fuente natural de minerales como el potasio, que ayuda a regular la tensión arterial.

Así pues, además de ser un sabroso manjar, la Uva Fresa es también una fruta con numerosos beneficios para la salud.

Las mejores combinaciones para la confitura extra de uva fresa

La confitura de uva fresa es un excelente complemento para muchas delicias culinarias y se puede combinar de diferentes maneras para realzar su sabor único. Una combinación clásica es con queso crema, como ricotta o mascarpone, que crea un agradable contraste entre el dulzor de la mermelada y la cremosidad del queso. Además, la mermelada de fresa y uvaconfitura de uva fresa puede untarse en rebanadas de pan tostado o utilizarse para rellenar tartas y galletas. Otra opción interesante es combinarla con quesos duros, como el pecorino o el parmesano, que crean un agradable equilibrio entre el dulzor y el intenso sabor del queso. Por último, la mermelada de fresa y uva también puede utilizarse para enriquecer el sabor del yogur, el helado o como cobertura de tortitas y gofres. En conclusión, las posibilidades de combinación de la confitura de uva fresa son infinitas y ofrecen una experiencia gastronómica única.